¿Cómo saber si una piedra es natural o sintética?

¿Cómo saber si una piedra es natural o sintética?

En ocasiones antes de comprar una joya nos preguntamos si esa piedra es natural o sintética.

Y hoy desde La Pedrería,  vamos a descubrir que la razón de plantearnos optar por una propuesta o por otra no queda meramente en el aspecto estético u ornamental, sino que los beneficios para el equilibrio de nuestra salud y nuestro bienestar son, si cabe, aún más determinantes.

Conocer si una piedra es natural o sintética antes de hacer nuestra elección.

El mundo de las joyas y complementos utiliza en grandísima medida las piedras como elemento fundamental en sus diseños.

Sin embargo, no todos los productos de este tipo que se encuentran en el mercado responden a piezas de origen natural, sino que existen imitaciones sintéticas o artificiales, de mayor o menor calidad, que pretenden crear el mismo efecto estético a menor precio.

Pero en el mundo de las piedras, no sólo el diseño y el lucir una hermosa pieza es lo que se busca. Hemos de saber los aportes beneficiosos para nuestra salud que propician las piedras naturales, convirtiéndose en verdaderos regalos que la naturaleza nos brinda para nuestro beneficio.

Cuando hablamos de piedra natural nos referimos a esas piedras que proceden de la naturaleza, han sido creadas y formadas en el medio natural sin necesidad de la mano humana para determinar su forma, color, tamaño o propiedades.

Existen tres grandes grupos de piedras naturales:

  1. Piedras preciosas: son realmente raras y escasas ya que sólo 4 tipos tienen esta consideración: la esmeralda, el rubí, el diamante y el zafiro. Por ello son piedras que se usan en alta joyería y sus precios son desorbitados.
  2. Piedras semipreciosas: serían todas las piedras preciosas exceptuando las 4 anteriores. Algunos ejemplos son la piedra lunar, amatista, fluorita, ágata, ojo de tigre... así hasta una larga y extensa lista. Tienen un doble uso pues son muy preciadas tanto por los profesionales de la joyería para sus diseños como para conseguir efectos curativos y terapéuticos dadas sus propiedades beneficiosas.
  3. Piedras orgánicas: aquellas cuya formación tiene origen orgánico y no mineral (fósiles marinos, resinas, derivados del carbón...) Entre ellas encontramos las perlas, el coral, el ámbar, azabache o nácar. Al igual que las anteriores, tienen propiedades terapéuticas.

La piedra sintética por contra no tiene su procedencia en la naturaleza, sino que es el resultado de tratamientos artificiales, químicos y de laboratorio donde la mano humana tiene todo qué ver en ello.

El objetivo de estas es buscar la imitación más perfecta posible (hay algunas tremendamente conseguidas) que den la misma apariencia que las piedras preciosas y semipreciosas sobre todo, utilizándolas para joyería y diseños de bisutería, pero con unos costes sensiblemente inferiores.

En ocasiones se usan a modo de engaño y estafa con el objetivo de vender mercancía falsa a precios de piedras reales con el objetivo de lucrarse.

El cristal, la resina, el plástico o el esmalte son algunos de los elementos que se utilizan para fabricar piezas que reproducen a las originales.

¿Y cómo podemos diferenciarlas?. Estamos intentando comprar un diseño y pensamos...¿La piedra es natural o sintética?.

Aunque como hemos señalado antes hay imitaciones absolutamente fieles a la pieza original, algunos matices pueden delatar la imitación:

  • Las piedras naturales no tienen demasiada homogeneidad cromática. Las piedras falsas buscan una perfección que la naturaleza en la mayoría de las ocasiones nos niega.
  • Las piedras naturales poseen una luminosidad que las imitaciones no logran alcanzar a la perfección.
  • El tacto puede sernos de gran ayuda pues una característica de las piezas naturales es que siempre están frías y, a pesar del roce con las manos, se mantienen así, mientras que las imitaciones no podrán conseguir ese efecto.
  • Puedes pedir la opinión de un gemólogo, sobre todo ante la duda en caso de piezas muy conseguidas, ya que en ocasiones, el hecho de que tengan un precio elevado no es sinónimo de autenticidad por lo que hemos comentado antes del mercado de las estafas.

Desde La Pedrería sabemos que en muchas ocasiones te preguntarás si una piedra es natural o sintética sobre todo si estás buscando un buen diseño de joyería, pero no debemos olvidar que el poder terapéutico de las piezas  naturales para problemas y dolencias de muchos tipos es igualmente importante y a tener en cuenta antes de hacer una compra de esta índole.

All comments

Leave a Reply